Inicio arrow Bloc arrow EL FERROCARRIL 1007
EL FERROCARRIL 1007 PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 4
MaloBueno 

EL FERROCARRIL COMO FACTOR DE DESARROLLOS DE LOS PUEBLOS

Por el Dr. Alejandro Orlando

LOS CONSORCIOS DE COOPERACIÓN FERROVIARIOS

Por Pablo Martorelli

Agencia Latina de Información Alternativa

Consorcio Interregional del Corredor Ferroviario Paso Internacional El Pehuenche


Las El 21 de abril de 2005 fue creado el Consorcio Interregional del Corredor Ferroviario Paso Internacional El Pehuenche (denominado Ferrocarril Unión Pacífico) con la finalidad de atender la demanda de alrededor de 360.000 habitantes que requieren y necesitan hoy más que nunca, que el ferrocarril vuelva a operar para beneficio de sus pueblos. El proyecto prevé la necesidad de contar con el medio de transporte por excelencia que es el Ferrocarril para lograr la recuperación y el desarrollo del norte pampeano, sur sanluiseño y sur mendocino, poniendo en marcha un sistenma de transporte bimodal en el Corredor Bioceánico que conforma el Paso Internacional El Pehuenche.
El Consorcio está integrado por los Municipios de Realicó y Rancul (Prov. De La Pampa), de Unión (Pcia. de San Luis) y de Malargüe, San Rafael y Gral Alvear (Pcia. de Mendoza) y el Instituto Argentino de Ferrocarriles como operador ferroviario.
La primera etapa de trabajo, que se halla en marcha, es lograr la recuperación del ramal ferroviario Chamaicó (La Pampa) a Colonia Alvear Oeste (Mendoza) como punto de partida para la interconexión de las redes ferroviarias ubicadas en el Oeste y en el Este del país, generando la interacción entre los ramales ferroviarios de la región y sus conexiones a la red ferroviaria nacional.
Actualmente, y desde hace muchos años, las comunidades y las industrias se encuentran rehenes del transporte automotor con servicios de alto costo y con notables deficiencias. La rehabilitación de los servicios ferroviarios en condiciones adecuadas a las necesidades regionales y a la época actual, beneficiará a las comunidades  al recuperar el factor de movilidad social otrora perdido, volviendo a integrar zonas que fueron relegadas por el abandono del tráfico ferroviario en diferentes épocas (gobierno militar en 1978 y gobierno civil de 1993), siendo sus ramales clausurados o lo que es peor depredados.
Esta reactivación será determinante para la creación de fuentes de trabajo genuino, tanto por la misma recuperación ferroviaria como por el factor inducción y sinergia que éste generará, bajando los costos de transporte y facilitando la accesibilidad turística, como un valor agregado de gran importancia.
El programa de acción del Consorcio consiste en tareas de custodia, desmalezado y desosbstrucción  del ramal, hasta que se complete el trámite de concesión y habilitación al servicio ferroviario.
Dando continuidad al proyecto político-institucional que lleva adelante este Consorcio, calificado por funcionarios del gobierno nacional como un nuevo modelo de gestión, se trabaja actualmente en los avances necesarios hacia la puesta en marcha de los servicios de transporte ferroviario regional, lo que sin lugar a dudas constituirá un hito histórico del gobierno del Presidente de la Nación Dr. Néstor Kirchner, al devolverle a las comunidades de este corredor interprovincial su ferrocarril, clausurado por un gobierno militar en 1978 y reactivado ahora en un esfuerzo conjunto del gobierno nacional y seis municipalidades de tres provincias diferentes, asociadas en el Consorcio que integramos, buscando refundar este anhelado medio de transporte.

El Dr. Alejandro Orlando es Gerente General del Consorcio de Cooperación del Corredor Ferroviario Paso Internacional El Pehuenche (Ferrocarril Unión Pacífico www.unionpacifico.com.ar) y Secretario General de la Federación Económica de Mendoza(FEM)


LOS CONSORCIOS DE COOPERACIÓN FERROVIARIOS
Por Pablo Martorelli

El nuevo modelo de gestión ferroviaria que representa el Consorcio de Cooperación del Corredor Ferroviario Paso Internacional El Pehuenche no es el producto de de la improvisación sino de años de gestión sin desmayo, aún frente a las adversidades, hasta haber hallado las respuestas: un marco político favorable en el país, una flamante ley propiciatoria de vinculaciones interjurusdiccionales en pos de proyectos comunes y…por supuesto, “la receta”.
La sanción de la Ley de Consorcios  Nº 26005 en diciembre de 2004 dio la herramienta que se estaba necesitando para darle forma a la iniciativa latente. Es, por ahora, el único consorcio existente en el país, el primero en ser registrado ante la Inspección General de Justicia de la Nación según la nueva ley.
Resulta sumamente interesante advertir que durante el año 2006 varias regiones del país se interesaron en generar proyectos de naturaleza similar. En ese período el Instituto Argentino de Ferrocarriles asesoró a numerosas municipalidades, gobiernos provinciales, organizaciones sociales y políticas, etc..incluyendo una exposición ante el Consejo Interprovincial de Ministros de Obras Públicas, acerca de la forma de encarar proyectos similares.
Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Río Negro y Santa Cruz son solo algunos ejemplos de lugares donde es posible organizar proyectos de reactivación ferroviaria a nivel regional mediante la figura de los consorcios de cooperación. En todos los casos la receta será la misma, la cohesión entre las partes en pos de un proyecto común, la generación de una identidad que amalgame una región para conducir procesos de integración y crecimiento socio-económico.

Volver a las fuentes
 Siete son los aspectos centrales que hacen a una nación consolidada.
El suelo, el agua, el aire, son los elementos centrales de la territorialidad. La energía, las comunicaciones y el transporte, son los elementos centrales de la capacidad de manejo de la economía. Y la cultura, que es el elemento central de la identidad nacional.
La recuperación de aquellas herramientas que tienen total identificación estratégica con los siete elementos enunciados es pues una cuestión central en la reconstrucción de nuestro país.
No solo de ferrocarriles se trata, ya que estos constituyen el sistema axial de conexión y de estructuración espacial entre las partes componentes, por lo que aquello que se busca con estos proyectos es consolidar espacios en los que las vías férreas son el nexo natural, conformando lo que hemos dado en llamar “Cuencas Ferroviarias”.

Pablo Martorelli es presidente del INSTITUTO ARGENTINO DE FERROCARRILES y Coordinador General de Explotación del Consorcio Ferrocarril Unión Pacífico.

 
< Anterior   Siguiente >
 
evita4.jpg