Inicio arrow Bloc arrow BRASIL - AÑO 7 3006
BRASIL - AÑO 7 3006 PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 4
MaloBueno 

Brasil Hoy


  1. Recobrar la dignidad en Brasil
  2. MST explica que falta voluntad política para realizar reforma agraria
  3. Gobierno brasileño no esconde su molestia con Hugo Chávez 
  4. Bolivia asumió control de refinerías que pertenecían a Petrobras

Agencia Latina de Información Alternativa

INDICE


Recobrar la dignidad en Brasil

Los de abajo
Gloria Muñoz Ramírez


A 30 kilómetros de Sao Paulo, Brasil, Gaúcho construye su casa en Dom Thomas Balduino, asentamiento del Movimiento Sin Tierra (MST) pionero de la Comuna de la Tierra, nueva concepción de asentamientos constituidos en las proximidades de los grandes centros urbanos, para dotar de tierra a una población expulsada del campo por la pobreza y arrojada a las ciudades en busca de trabajo.

Gaúcho llegó "con una mano atrás y otra adelante", vivía en las calles de Sao Paulo, solo y con el virus del sida mermando su cuerpo. Venía de Rio Grande do Sul, en la frontera con Argentina y Uruguay, zona con fuerte tradición campesina que tiene su origen en las migraciones europeas, principalmente italianas y alemanas.

A Gaúcho, como a cientos de personas seropositivas, lo apoyaba La Fraternidad, organización católica vinculada a la teología de la liberación, que ofrece un lugar para dormir, comida y medicamentos (cuando hay) a personas enfermas en condición de calle. Gaúcho empezó a recuperarse y posteriormente se incorporó al Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y después al de los Sin Tierra.

El asentamiento Dom Thomas se encuentra en medio de un cinturón verde en el municipio Franco da Rocha. Son 930 hectáreas ocupadas en su mayoría por migrantes provenientes del noreste y de otras regiones rurales de Brasil. Muchas de estas personas acuden a un albergue católico en busca de un lugar para dormir, y ahí conocen al MTST o al MST; otras son buscadas por el propio movimiento bajo los puentes de Sao Paulo o en las favelas. Son, todas, personas excluidas de la sociedad que inician un breve proceso de politización antes de pasar a una acción de ocupación; en este caso la de estas tierras que pertenecían al gobierno de Sao Paulo y eran explotadas por una compañía de cultivo de eucaliptos.

"Fue el 7 de septiembre de 2001. La ocupación la hicimos por la mañana. Llovía. Ya casi oscureciendo llegó el batallón de choque de la policía y vino la represión y el desalojo. A todos nos golpearon, hasta a los niños, por lo que nos tuvimos que ir a Bras, aquí cerca", recuerda Paulo Mineiro. Después vino la resistencia, la historia de reocupación y nuevos desalojos, la instalación de un campamento a toda hora amenazado, la negociación y, finalmente, la constitución del asentamiento.

Actualmente cada una de las 63 familias que conforman el asentamiento trabaja tres hectáreas de tierra (el resto pertenece a una reserva ecológica que el propio movimiento vigila). Aquí se trata de eliminar el monocultivo y se busca una producción diversificada, además de impulsar el trabajo colectivo en proyectos como el de los invernaderos y viveros. El trabajo apenas empieza.

Dom Thomas Balduino es además pionero de un proyecto de construcción de casas, una conquista de la lucha que en estos momentos les permite levantar una vivienda para cada familia y, sobre todo, recuperar la dignidad alguna vez arrebatada en las calles de Sao Paulo. ¿Y después? "La lucha sigue, claro, nunca dejamos de ser unos Sin Tierra", es decir, parte de un movimiento que reivindica la justicia social y la reforma agraria.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla                    ARRIBA


Brasil:

MST explica que falta voluntad política para realizar reforma agraria

En Brasil, la dirigente campesina brasileña Soraia Soriano, integrante de la coordinación nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), aclaró que la lucha por la reforma agraria no es anacrónica porque persiste en el país la problemática de la concentración de tierras en pocas manos. Soriano agregó que no cree que la reforma agraria sea inviable económicamente, sino que más bien falta voluntad política para realizarla.

Las declaraciones de la dirigente del MST fueron una respuesta al gobernador del estado de San Pablo, José Serra, quien afirmó que sería imposible realizar una buena reforma agraria por sus altos costos económicos. Ese reclamo de la izquierda brasileña ya no tiene vigencia, evaluó Serra.

Según informa Radioagencia Noticias do Planalto, Soriano explicó que “el gobierno dice que no es posible hacer una reforma agraria, mientras tanto continúa direccionando recursos para el campo, pero para el gran productor”.

“El gobierno está legalizando las tierras tomadas por los hacendados de forma ilegal, que son del Estado, en Pontal (región oeste del estado de San Pablo). Ellos, al legalizar eso, también van a gastar muchos recursos. Quiere decir que para la reforma agraria no tienen dinero, pero para los latifundios sí tienen”, argumentó la dirigente campesina. ARRIBA


Gobierno brasileño no esconde su molestia con Hugo Chávez

El canciller brasileño Celso Amorim dijo el jueves que espera “un gesto de buena voluntad” del presidente venezolano Hugo Chávez con el Congreso brasileño, al cual el mandatario calificó de “loro que sigue los dictados de Washington”, motivado por una carta que los senadores de Brasil le hicieron llegar para pedirle que reconsiderara la no renovación de la señal de RCTV.

Chávez no está participando de la cumbre de presidentes del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) en Asunción, capital paraguaya, lo cual molestó al gobierno brasileño. Amorim dijo, según el diario O Globo de su país, que “las naciones son soberanas y emiten las señales políticas que quieren dar”. “Claro que la ausencia de un líder en una reunión le saca peso a su país en las decisiones”, agregó.         ARRIBA


Bolivia asumió control de refinerías que pertenecían a Petrobras

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos tomó control el martes de las refinerías Gualberto Villarroel de Cochabamba (centro) y Guillermo Elder Bell de Santa Cruz (este), que pertenecían a la estatal brasileña Petrobras. El gobierno boliviano, que preside Evo Morales, se comprometió a invertir seis millones de dólares en tres años para la ampliación de las dos plantas.

Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y autoridades bolivianas del sector de los hidrocarburos estuvieron presentes el martes en los actos que se realizaron en Cochabamba y Santa Cruz para oficializar la toma de control de las refinerías.

Según el diario boliviano Los Tiempos, Petrobras vendió las dos plantas tras arduas negociaciones con el gobierno de Morales, que debió pagar 112 millones de dólares.

queremos la reforma agraria, créditos para plantar y habitar. Nuestra lucha tiene que fortalecerse en todo el país para que el gobierno dé estas oportunidades a la gente. No sirve si la tierra está en manos de pocos. No es el hacendero quien va a colocar alimentos en la mesa del brasileño, es el pueblo", dijo o Sr. Antonio de Pernambuco.
Solange Parcianela del estado Paraná, dice que el congreso sirve para mostrar a la sociedad el papel que tuve el MST en sus 23 años de existencia: Promover los derechos del pueblo del campo y de la ciudad. Su expectativa es que se diga basta! al sistema agrario que existe hoy, favorable al agronegocio.
"En el MST, el trabajador aprende a valorizar el estudio y a respectar las diferencias, principalmente en la cuestión de género. Aprendemos tener esperanza, a querer una nueva vida. Un nuevo Brasil", concluye Solanga. (PÚLSAR)        -    ARRIBA

 
< Anterior   Siguiente >
 
CORREA_SI.jpg